GESTIÓN DE EMPRESAS EN CRISIS EN SITUACIÓN CONCURSAL

El concurso de acreedores no es más que uno de los estados posibles de la empresa en crisis. Uno de los problemas tradicionales de la gestión de la crisis empresarial – y más en situación concursal –  es el total desconocimiento de sus directivos de la naturaleza extraordinaria de la situación, del entorno en que se desenvuelve y de los enfoques extraordinarios para superarla, determinando su incapacidad para gestionarla. Podemos decir que “sólo un bombero preparado es capaz de apagar un incendio”. La crisis empresarial es tarea de especialistas que han de trabajar en estrecha colaboración con la dirección de la empresa. Por ello se creará el “Gabinete de Crisis” mencionado en el punto anterior.