SERVICIOS

Basándose en la amplia experiencia y formación de sus miembros, contamos con profesionales especializados en la gestión y el asesoramiento a empresas en situación de crisis o dificultad económica y Ley de la segunda oportunidadprocurando siempre, a través de procesos de reestructuración o reflotamiento de la empresa, la continuidad del negocio. Cuando la situación de insolvencia es tal que conlleva la solicitud de concurso de acreedores, disponemos de los profesionales adecuados para instar el mismo y realizar el asesoramiento y seguimiento de todo el proceso judicial.

La experiencia adquirida, derivada del asesoramiento en todas las cuestiones inherentes al Derecho Concursal, nos ha permitido comprobar la importancia de un correcto asesoramiento empresarial preventivo para evitar una eventual situación de insolvencia.

La toma de las oportunas decisiones en el momento adecuado puede contribuir a la continuidad de la actividad, minimizando los riesgos inherentes a toda actividad empresarial.

Un eficaz asesoramiento preventivo, permite llevar a cabo un proceso de reflotamiento / recuperación o reestructuración empresarial actuando en los distintos ámbitos de la empresa, esto es: derecho mercantil y societario, derecho laboral y derecho fiscal y tributario, siendo éstas las principales áreas de actuación en el marco de una empresa que atraviesa tensiones de tesorería.

Así mismo, el equipo de abogados que asesora a la empresa en situación de crisis o dificultad económica, no puede ser ajeno a las materias que permiten la correcta gestión del negocio, siendo las principales: planificación estratégica, finanzas y recursos humanos. En el equipo de Iure Abogados contamos con los profesionales capacitados para el desarrollo de estas funciones, culminando todas ellas en la elaboración de planes de viabilidad empresarial para la continuidad del negocio, y planes de liquidación total o parcial, para el cierre ordenado de alguna o la totalidad de las unidades de negocio de la empresa, según cada caso concreto.

Cuando una empresa no logra solucionar su situación de dificultad económica mediante las medidas alternativas expuestas, debe acudir al concurso de acreedores como proceso judicial que, salvaguardado las responsabilidades de los administradores, permita acometer el reflotamiento y la reestructuración de la empresa, o en otro caso, el cierre ordenado de alguna o la totalidad de las unidades de negocio de la empresa.

Aconsejamos solicitar el concurso de acreedores exclusivamente en el caso de resultar insatisfactorias las medidas alternativas antes expuestas, planificando suficientemente dicho proceso concursal y, dada su complejidad, contar con los profesionales que aseguren la experiencia y especialización suficientes.

La primera fase de nuestro trabajo es el diagnóstico de la situación, determinando los puntos fuertes y débiles de la empresa, así como los puntos básicos de la estrategia futura.

La Ley de Segunda Oportunidad o mecanismo de la segunda oportunidad es un recurso legal que ofrece a particulares y autónomos la posibilidad de renegociar o incluso eliminar de forma total o parcial sus deudas cuando no es posible hacer frente a su pago. Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad se puede sobrepasar una mala situación económica provocada por un endeudamiento excesivo, sin descuidar los derechos de cobro de los acreedores.

EQUIPO

Nuestra organización está liderada por sus socios y colaboradores que trabajan en estrecha colaboración con el objetivo de proporcionar un servicio altamente personalizado y de gran especialización.

Cuenta con un equipo de colaboradores especialistas que completan nuestros servicios de la forma más eficaz. Para atender eficazmente todos los requisitos de un mandato, cada trabajo se asigna a un socio que asume la responsabilidad total del mismo y que cuenta con un equipo de trabajo seleccionado de acuerdo con las características del cliente.

Formación e investigación
La política de recursos humanos de NALCE se basa en el desarrollo de la competencia técnica de nuestro personal, mediante un apoyo permanente a su formación y actualización.

Control de Calidad
Todas nuestras actuaciones están sujetas al control de calidad del REA y del ICJCE, así como a diversos mecanismos de control interno. El objetivo es asegurar una calidad final del servicio que alcance y supere el nivel que su firma desea.

Asimismo todos los miembros forman parte de los colegios profesionales de su ámbito de trabajo.